Recyclia colabora con la XLI Reunión de la Sociedad Española de Neumología Pediátrica

RECYCLIA es la mayor entidad administradora de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), pilas y luminarias 

La Sociedad Española de Neumología Pediátrica, en el marco de la celebración de su reunión anual, quiere concienciar sobre la importancia de coordinar acciones de Salud Pública entre sociedades científicas y otros sectores distintos a las mismas, tanto públicos como privados. Según recoge la Organización Mundial de la Salud (OMS), “la salud humana depende en última instancia de la capacidad de la sociedad para manejar la interacción entre las actividades humanas y el medio ambiente físico y biológico”. 

 

La XLI Reunión de la Sociedad Española de Neumología Pediátrica cuenta con la colaboración de Recyclia, la mayor entidad administradora de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), pilas y luminarias. Constituida en 2012, tiene una larga vocación y proyección a la hora de concienciar a la sociedad sobre la importancia del reciclaje y los retos medioambientales que plantean los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, tan habituales en el ámbito médico.

La SENP considera que los especialistas en salud pueden contribuir a mejorar el conocimiento en el ámbito de la recogida y el reciclaje de estos materiales para reducir la contaminación que producen e incrementar su reutilización. 

Desde el inicio de su actividad, Recyclia ha gestionado 257.000 toneladas de residuos electrónicos, entre ellos aparatos de electromedicina

 

 

a través de su red de recogida propia en centros hospitalarios. Además, la entidad ha reciclado más de 30.000 toneladas de pilas y baterías desde 2008. Con motivo de su participación en la reunión anual de la SENP,  Recyclia pondrá a disposición de los asistentes contenedores para que puedan depositar pilas domésticas.

Según el consejero delegado de Recyclia, José Pérez, “hoy un solo aparato no entraña ningún riesgo para el medio ambiente y la salud, fundamentalmente, por las restricciones al uso de sustancias contaminantes en su fabricación y al esfuerzo de los fabricantes para que su diseño sea cada vez más responsable y sostenible. El reto -continúa Pérez- es evitar la acumulación y gestión descontrolada de estos residuos, de ahí la importancia de entidades como Recyclia, garantes del tratamiento más eficaz para evitar la contaminación de nuestro entorno y recuperar el mayor porcentaje de materiales reutilizables”.